Con ocho años de existencia, más de 45 releases y fiestas por toda Europa y más allá, Eastenderz ha conseguido llegar a donde muchos ni sueñan y hacerse un hueco en la escena electrónica actual.

La marca nació de las fiestas que el artista, East End Dubs, organizaba inicialmente en reconocidos clubs de su Londres natal como Fabric, E1 o 93 Feet East y donde conseguía agotar todas las entradas. Pronto, empezó a correrse la voz sobre el éxito de sus eventos y la demanda creció rápidamente, lo que convirtió a Eastenderz en un bombazo en algunas de las mejores pistas de Europa como Kater Blau y Watergate en Berlín, Input en Barcelona y Frieda’s Buxe en Zúrich. Su plan es seguir creciendo y organizando eventos en algunos de los lugares de fiesta más sagrados del mundo